Consejos para un aislamiento térmico efectivo de tu piso en Barcelona.

Tu sueño se acaba de realizar: acabas de comprar pisos en Barcelona. Comienzas a limpiarlo y a arreglarlo hasta que te trasladas con todas tus cosas para quedarte en él. Entonces te das cuenta de que hace un frío polar, si es enero, o un calor del demonio si estás en agosto. ¿Qué ha pasado? Pues que has comprado un piso cuyo aislamiento térmico o es inexistente o deja mucho que desear.

Lamentablemente, aislar térmicamente una vivienda ni era ni es el objetivo primordial de los constructores. Para vender un piso en Barcelona, se habla de ubicación, calidades, metros cuadrados… pero  la mayoría de las veces se obvia si tienen un aislamiento térmico eficaz o si tan siquiera lo tiene. Este “pequeño” detalle hace que la factura de la luz se incremente un 30% para mantenerlo frío en verano y caliente en invierno.

¿Qué puedes hacer para aislar tu piso en Barcelona?

Hay soluciones para todos los gustos y bolsillos. La forma más óptima para resolver el problema, y que requiere menos obra, sería aislar las paredes exteriores, techos y suelos con materiales  compuestos por aglomerados de madera y fibras minerales, como la lana de roca o la espuma de poliuretano. Sin embargo, también es la más cara y hemos de recordar que te acaban de vender un piso en Barcelona. Sería sensato, entonces, empezar por puertas y ventanas. Comprueba que los cajetines de las persianas, los marcos de las ventanas y las puertas no tengan fisuras ni rendijas, así como que encajen y cierren bien.

Puedes disminuir las infiltraciones de aire con medios sencillos y económicos, como la silicona, la masilla o el burlete. En cuanto al suelo, para el frío, lo más sencillo es cubrirlo con alfombras.
Estos pequeños trucos serán muy efectivos y te permitirán ahorrar hasta un 15% de tu factura energética, así como ayudar al medioambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *