Datos para conocer el alquiler de temporada

La vida moderna ha ampliado una modalidad de renta de vivienda que siempre ha existido pero que parece haberse popularizado: el alquiler de temporada. Aunque quizás incluso ya has probado esa opción para estancias cortas fuera de casa por vacaciones o trabajo, es necesario que recuerdes que como cualquier negociación entre particulares, el trato está regulado por las leyes.

Así, por tentador que suene el camino informal, recuerda que debes proteger tus bienes y rendir cuentas ante el Estado. Este alquiler de inmuebles se rige también por la Ley de Arrendamientos Urbanos 29/1994, para que puedas considerarlo temporal debes cumplir algunos requisitos que mencionaremos a continuación.

En primer lugar, no debe ser la vivienda habitual del arrendatario, debe explicar el motivo de la temporalidad de la cesión y necesitas establecer la fecha del fin del alquiler.

Los turísticos

Por otra parte, debes recordar que existen otras regulaciones. Se trata del caso del alquiler turístico, que tienen su propio marco que varía de acuerdo con la comunidad autónoma donde se encuentre la vivienda.

Debes tener en cuenta que en cualquier caso de alquiler adquieres obligaciones fiscales (debes pagar impuestos) y que el inquilino por temporada está menos protegido que aquel que usa el espacio como su vivienda permanente. En todo caso, recuerda que es mejor seguir las leyes y atender cualquier obligación que adquieras antes de tener que enfrentar una posición desfavorable en un proceso legal.

Además, debes recordar que cuando decides tomar este tipo de opciones necesitas garantizar como arrendador la protección de tu inmueble junto a los muebles y equipamiento que dispones en el lugar y ofrecer todos los servicios colaterales que pueda requerir tu inquilino incluyendo aspectos como servicio de limpieza o traslados (especialmente cuando negocias con turistas propiamente).

Ante una buena fecha para alquileres como el verano, recomendamos que busques asesoría antes de hacer el negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *