¿Cómo evitar engaños a la hora de alquilar un inmueble?

Llegó la hora de buscar un lugar donde vivir, quizás porque necesitas un espacio más grande o porque te mudas de ciudad. La tarea de conseguir un inmueble suele ser engorroso si no tienes experiencia, por eso compartimos contigo algunos consejos para que puedas ubicar el lugar ideal para ti.

Visita previamente el inmueble que desees alquilar

Aunque el arrendatario haga una perfecta descripción del espacio y hasta te envíe fotos del lugar, ¡no te confíes! La mejor forma de elegir el inmueble correcto es que lo visites previamente y tengas la oportunidad de conocerlo. Recuerda que hay muchos estafadores en esta área y lo mejor es que te protejas y evites ser víctima de alguno.

Compara precios

Busca varias opciones y compara los montos tomando en cuenta la ubicación, el espacio, las comodidades que te ofrece el inmueble y las reglas del arrendatario. La idea es que te establezcas en un lugar donde puedas desarrollar tu rutina sin complicaciones. Elige la opción que más se adapte a tus necesidades y presupuesto.

Busca asesoría legal antes de firmar el contrato

Si no eres experto en el tema de alquiler de inmuebles, la opción más segura es que solicites la ayuda de un abogado o de una inmobiliaria, de esta forma podrás interpretar las cláusulas del contrato y te proteges de cualquier riesgo. Luego de analizar todo el documento y discutir los puntos claves con el arrendatario, no dudes en firmarlo.

Busca información del inmueble en empresas confiables

En la web, los periódicos y la televisión puedes conseguir muchas agencias inmobiliarias que te ayuden a ubicar el espacio ideal para ti, como nosotros en Apialia Gaudí. Sin embargo, existen empresas ficticias que solo se dedican a engañar a los posibles arrendatarios solicitando pagos previos para conocer el supuesto lugar, facilitando información falsa, etc. Opta por agencias reconocidas y con mucha credibilidad.

Cuidado con las ofertas

No te dejes llevar por ofertas engañosas, es normal que cuando veas montos demasiado accesibles para alquilar inmuebles, el impulso y la emoción se apoderen de ti. ¡Haz una pausa! Investiga con calma y a profundidad, averigua quién está detrás de la oferta, la ubicación del lugar, la posibilidad de conocerlo y bajo ningún concepto pagues para que eso suceda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *