Consejos para una mudanza sin traumas

¿Llegó la hora de mudarte? Recuerda que debes ser organizado para que no pierdas de vista ningún objeto importante. Empacar con anticipación, contratar a alguien de confianza y ser precavido es fundamental para que tu mudanza no sea una tarea demasiado engorrosa. Sigue estos consejos:

Hazlo en horarios específicos

Si vives en un piso, pide permiso al presidente de la escalera, así evitas inconvenientes con las demás personas que también hacen vida en la finca. Por lo general, debes hacer la mudanza en un horario específico y así evitar interrumpir la rutina de los vecinos. La organización en caso de mudanza es primordial para evitar contratiempos.

Identifica las cajas

Si quieres que el traslado y desempaquetado de los objetos que vas a llevarte a tu nuevo hogar sea más sencillo, identifica las cajas para que sepas cuáles contienen objetos frágiles. Esta medida te ayudará a saber qué desempacar primero.

Utiliza bolsas negras

Toma previsiones y antes de comenzar a empacar compra bolsas negras, así podrás ir desechando las cosas que no te llevarás a tu nuevo hogar. Quizás al inicio pensarás que quieres llevarte todo, pero seguro en el proceso querrás deshacerte de varias cosas.

Contrata un servicio de mudanza de confianza

Mudarte implica llevar de un lugar a otro una parte de ti, objetos que además de tener un valor económico, seguramente también poseen un valor sentimental para ti. Toma tus previsiones y contrata con anticipación un servicio que garantice seguridad y responsabilidad. Lo que menos deseas es poner en riesgo tus cosas y lo ideal es que contrates a una persona de confianza.

Empaca con anticipación

Tómate el tiempo necesario para empacar cuidadosamente cada una de tus cosas: selecciónalas, identifica las cajas y organízalas dependiendo de su fragilidad. Recuerda que empacar lleva tiempo, no lo hagas una semana antes de mudarte, puedes iniciar hasta con un mes de anticipación.

Ten a la mano herramientas para la mudanza

Ten presente que no solo llevarás de un lugar a otro objetos pequeños, también debes trasladar cosas grandes: nevera, cocina, sofás, camas, etc. Una carreta será de utilidad, no solo para evitar que se rompan los objetos sino incluso para evitar lesiones a la hora de cargarlos.

Contrata ayudantes

No importa si tienes pocas objetos que trasladar, siempre necesitarás la ayuda de dos o tres personas. Una que se encargue de la carga, otra que la reciba en al servicio de mudanzas para ubicar las cosas en el lugar adecuado y la que hará el viaje correspondiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *