Cómo se calcula el valor de una vivienda

El mercado residencial en España ha tenido una baja que ronda el 40% desde que inició la crisis en 2008, de acuerdo a lo que afirmó el secretario de la Asociación Española de Análisis de Valor, José Manuel Gómez de Miguel. Sin embargo, en un artículo de Sandra López Letón en El País, la especialista señala que los precios han comenzado a subir en algunas ciudades por la reactivación de mercado y esto se refleja en las tasaciones inmobiliarias.

En el segundo trimestre de 2016 el Ministerio de Fomento ha contabilizado 120.048, lo que supone un alza de 19 % interanual. Este proceso en España es obligatorio al momento de hipotecar un inmueble.

En el reportaje López Letón consultó a Paloma Villamor quien le relató parte de este proceso para determinar el valor de una vivienda. La experta explicó que como primer paso solicita al cliente una nota simple de su vivienda, que se pide en el Registro de la Propiedad, para verificar la descripción a registrar y la superficie real.

También fue entrevistado José Vicente Rubio, director de Formación de Tinsa, quien recordó que en la mayoría de las valoraciones, que se realizan como garantía hipotecaria, se solicita la intervención de un profesional que inspecciona el interior de la casa y ejecuta varias comprobaciones.

Las fuentes coinciden en que, por primera vez desde el comienzo de la crisis, han crecido las tasaciones hipotecarias solicitadas por particulares, en detrimento de las propias de entidades financieras. Descartan las tasaciones con las estimaciones gratuitas online que ofrecen algunas agencias, ya que son solo orientaciones sin ningún valor jurídico.

El proceso de tasación que realiza Villamor también consiste en tomar fotos del edificio, el interior del piso, comprobar los materiales de suelos y paredes, el estado de puertas, ventanas, iluminación, baños y la fecha de la última remodelación. También toma en cuenta para su evaluación si el edificio tiene o no  zonas comunes, jardín, piscina y ascensor.

Otro aspecto a evaluar es la zona y los servicios cercanos. Finalmente y con el apoyo de un aparato con láser calcula la superficie del piso para levantar un plano. “El valor del piso es el resultado de multiplicar el valor del metro cuadrado corregido de la zona por los metros construidos con zonas comunes del piso”, dice la tasadora.

Este trabajo, valorado desde unos 250 euros, es un certificado que compara el piso visitado con otros inmuebles en venta o testigos próximos de similares características, estado y antigüedad. Los tasadores buscan como mínimo seis testigos comparables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *