¿Cómo solucionar los problemas de una comunidad de vecinos?

En la mayoría de las comunidades de propietarios o comunidades de vecinos se repiten los mismos problemas, afectando el correcto desenvolvimiento de la convivencia. Estas asociaciones se rigen por un conjunto de relaciones jurídicas, personales y cívicas que muchas veces no se cumplen. En APIALIA GAUDÍ describimos cuáles son las principales dificultades en comunidad y algunas soluciones efectivas:

Morosidad. Es el problema más habitual y ocurre cuando algún vecino no cumple regularmente con los pagos que han sido pactados por todos.  La comunidad debe actuar a la brevedad posible para evitar el efecto bola de nieve, lo que no siempre se consigue aun realizando gestiones. La mejor forma de proceder es mediante un aviso amistoso al moroso y si no causa efecto, enviar una notificación escrita. Si eso no funciona, los vecinos podrían acordar un procedimiento para reclamar la deuda y que un juzgado gestione el embargo de su propiedad.

Mantenimiento. Cualquier edificio supone un importante gasto económico para evitar posibles daños que puedan afectar la estructura y seguridad del mismo. Para ello se deben realizar distintas inspecciones y sustituciones de forma regular dentro de un programa de mantenimiento general. La solución óptima es contratar a una empresa que realice un buen plan de mantenimiento periódico y documente todas las acciones que se realicen en el edificio para inspecciones futuras.

Ruidos. En la mayoría de los casos son originados por la falta de civismo y educación. Aprobar normas que todos estén dispuestos a cumplir ayudará a recordar que no vivimos solos. Si de manera cordial no se resuelven los problemas, se debe convocar una junta general y buscar adoptar medidas legales contra los que no respetan la convivencia.

La seguridad. Los robos y actos vandálicos implican gastos extras innecesarios y disgustos para los propietarios. Para evitarlos, una de las medidas más efectiva es instalar cámaras de seguridad, especialmente en comunidades de grandes dimensiones y múltiples accesos. Estas pueden ser una buena herramienta para la seguridad general y un buen sistema de disuasión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *