¿Qué evaluar a la hora de comprar una casa antigua?

Comprar una casa antigua puede ser una buena idea pero la decisión no carece de riesgos. Muchas de ellas pueden tener numerosas cicatrices por el paso del tiempo, pero también contar con fortalezas estructurales y ornamentales a las que se les puede sacar provecho. Si estás pensando en invertir en una, asegúrate de evaluar estos aspectos antes de tomar la decisión:

Revisa las instalaciones y el estado de los cimientos

¿En qué estado se encuentran las instalaciones eléctrica? ¿Hace cuanto no se renuevan las tuberías? ¿Estas son de cobre o acero? ¿Es necesario cambiar las llaves de agua y de la calefacción?

También es vital evaluar las bases de la casa. Muchas viviendas antiguas fueron construidas con materiales naturales como caliza o pizarra, cuya vida útil es limitada por no ser suficientemente resistentes, a diferencia de materiales de construcción más modernos.

Cotiza el seguro de hogar

Una vivienda antigua está expuesta a riesgos mayores, por lo cual el seguro de hogar suele ser más costoso. Es importante que contemples este gasto entre los asociados a la compra del inmueble.

¿Cómo está la estructura?

Observa los detalles de la casa y revisa si es necesario reforzar muros, esconder grietas o cambiar cerámicas, si hay humedades o goteras (recuerda que una de las reformas más costosas en una estructura es el techo). Puedes diseñar un plan de remodelación de la vivienda que sea gradual y que te permita salir de lo más importante en una primera fase y luego abordar pequeñas remodelaciones para optimizar y revalorizar el inmueble.

Elabora un presupuesto

Una vez que hayas revisado todos los detalles, elabora un presupuesto de las reformas necesarias y súmalo a la inversión que deberás hacer ara adquirir la vivienda. Con esta herramienta contarás con suficiente información para tomar una decisión inteligente y rentable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *