Cuida el pago de la hipoteca y garantiza tu éxito inmobiliario

En la mayoría de los países del mundo y particularmente en España, muy pocas personas se plantean la posibilidad de adquirir una vivienda sin un financiamiento, son millones de personas las que anualmente acuden a la banca para recibir un fortalecimiento de su capital.

Sin embargo, la cantidad de solicitantes puede resultar similar a la cantidad de personas que no pueden pagar la deuda y que terminan perdiendo sus respectivas propiedades, ahogados por los intereses que establecen los contratos acordados. Por esta razón, en el presente artículo te damos algunas sugerencias para que sepas afrontar la amenaza de embargo.

Negocia con la banca hasta el último minuto

Cuando empieces a notar que el pago de tu hipoteca te está sobrepasando, no tienes otra opción más que acudir al ente prestamista. Informa sobre tu situación y trata de que se llegue a un acuerdo entre las partes que permita la flexibilización del pago de las cuotas o de los intereses. Toca todas las puertas posibles, es tu patrimonio lo que está en juego.

Busca el dinero incluso hasta debajo de las piedras

Quizá pienses que asumir nuevas deudas no sea la mejor de las ideas. Sin embargo, debes tomar en cuenta la importancia de esa propiedad. Procura hallar un préstamo personal, las manos amigas siempre aparecen, alguien te tiene que ayudar a salir de este embrollo.

No te rindas bajo ningún concepto

Aun cuando pienses que todo está perdido, es posible que puedas revertir el veredicto del contrato y hacer que tu propiedad no sea embargada. Trata de negociar con el banco, acepta cualquier tipo de procedimiento sancionatorio que te establezcan si a través de él se puede salvar tu propiedad. Otórgales alguna garantía de pago. Es posible que si ambos factores llegan a un acuerdo, extiendan el plazo para el pago y puedas conseguir el dinero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *