Lo que debes tener en cuenta para elegir tu plato de ducha

Cambiar la bañera por un plato de ducha es una de las reformas más demandadas porque permite modernizar el baño, haciéndolo más accesible, y ahorrar agua. También ayuda a que la venta de inmuebles sea más rápida. Si estás pensando en hacer este cambio pero no sabes cómo elegir, sigue estos consejos para que tu hogar cuente con la opción más adecuada:

1. El tamaño de tu baño es clave

Existe una gran variedad de medidas de platos de ducha en el mercado. Para elegir el tamaño idóneo, ten en cuenta que el modelo más pequeño es el de cuarto de círculo. Si tu baño mide menos de 3,5 metros cuadrados, esta forma es la más recomendable junto con la cuadrada. Los rectangulares quedan mejor en baños más grandes.

2. Elige el material

La alternativa más económica son los platos cerámicos (gres), con acabado brillante, aunque más pesado y frío al tacto. Los de acrílico son ligeros, porosos y más resistentes a los impactos pero no a los limpiadores agresivos. Los de carga mineral (resina) presentan modelos planos y se pueden instalar a ras de suelo, facilitando el acceso. Resisten mejor los golpes y se pueden colorear. También los hay de piedra, como granito, pizarra o mármol, de tacto más cálido aunque menos resistentes a los impactos. Los puedes encargar de obra, pero es necesario contar con expertos.

3. Detalles que aportan seguridad

Los platos de ducha deben tener algunas características que te ayudarán a evitar disgustos. Debe contar con una pendiente hacia el desagüe y un reborde que permita un sellado adecuado a la pared, evitando que se salga el agua. Su superficie debe tener textura  para evitar resbalones y ser fácil de limpiar.

En definitiva, instalar un plato de ducha aporta valor en las operaciones de venta de inmuebles, pero también ofrece comodidad y ahorro en el día a día.

¡Colores para re-decorar tus espacios!

Decorar tu hogar con el mejor estilo y mantener la armonía es una tarea que te resultará difícil si no te arriesgas a utilizar diferentes combinaciones de colores. Si tienes planeado cambiar las paredes y los decorados de tus espacios, puede que estos colores tendencias sirvan para convertir un rincón de tu casa a la moda.

Recuerda que no tienes que pintar todas las paredes o adornar toda la habitación con la misma tonalidad de colores, el secreto está en colorear una pared o un espacio y combinar con tonos más neutros para lograr una atmósfera armoniosa. Esta paleta de color te puede ser útil a la hora de decorar:

Azul cielo

Esta tonalidad ofrece mucha serenidad y tranquilidad, lo cual es muy aconsejable para pintar algunas paredes del dormitorio. Es un color muy ligero con el que puedes jugar para resaltar muebles de madera y realzar la estética del hogar.

Verde

El verde nos conecta con la naturaleza y es ideal para ambientes de relajación o de inspiración. Las plantas pueden agregar el toque perfecto de este pigmento a tus espacios.

Naranja

Si quieres atreverte a decorar espacios para que causen impacto, el naranja es para ti. Este color otorga una personalidad y destaca detalles a tu hogar. Si quieres utilizar tonalidades naranjas, combínalas con estantes o adornos rústicos de madera, ¡la combinación se verá increíble!

Mostaza

Logra un ambiente vintage usando el mostaza. Este color es perfecto para decorar comedores y salones. Además puedes utilizarlo en algunos rincones de la cocina. Si quieres crear un ambiente único, puedes acompañar la tonalidad mostaza de estampados rítmicos, como los florales.

Negro

Arriésgate y pierde el miedo de utilizar el color negro. Pintar una que otra pared de este color puede lograr que la decoración de tu casa luzca clásica y lujosa. Recuerda que este color te puede ayudar a resaltar y embellecer cualquier otro mueble o adorno de diferente color, ya que se crea un contraste llamativo y diferente.

¡Cámbiale la cara a tu baño!

¿Cuántas ideas geniales se nos ocurren en la ducha? Si quieres darle un toque diferente e inspirador a este espacio íntimo del hogar, aquí te dejamos algunas ideas que pueden ser útiles:

  • ¡Primero la cerámica!

La cerámica es la piedra angular de la decoración del baño, por lo que debería ser la primera decisión que tomes. Una vez elegida, sigue con los muebles, de tal manera que combinen y hagan juego con tu diseño.

  • Un color adaptado a tu personalidad

El color de las paredes es importante pero la elección de los tonos deberá responder al estilo de diseño que quieras crear.

Por ejemplo: colores como el beige, gris o blanco son ideales para personas de gustos sobrios. Si quieres añadir chispa a esta atmósfera, apuesta por colores más vivos.

  • ¡Agrega detalles de color!

Si elegiste una cerámica y tonos neutros para las paredes, puedes incorporar a la decoración objetos de color como velas aromatizadas, inciensos, floreros, cestas, cuadros y colgadores de toallas que creen belleza a partir del contraste.

  • Mosaicos disruptivos

Una franja de mosaicos de tu color favorito es la alegría perfecta que necesita una pared de cerámicas blancas o grises. Este elemento decorativo te permite crear combinaciones complementarias y armónicas en tu cuarto de baño. Estas franjas de mosaicos también pueden combinarse con elementos decorativos del baño (floreros, velas, jaboneras, toallas, etc).

  • Cerámicas en la pared, siempre vigentes

Las cerámicas en la pared son un clásico que nunca muere. A pesar de que es un diseño típico en diversos tipos de tocadores siempre ayuda a crear una atmósfera limpia y elegante. También puedes colocar cerámicas a mitad de pared y crear contraste pintando la pared restante de un color que resalte.

¡Recuerda que el mejor elemento decorativo para un espacio es mantenerlo en orden!

Consejos para una mudanza sin traumas

¿Llegó la hora de mudarte? Recuerda que debes ser organizado para que no pierdas de vista ningún objeto importante. Empacar con anticipación, contratar a alguien de confianza y ser precavido es fundamental para que tu mudanza no sea una tarea demasiado engorrosa. Sigue estos consejos:

Hazlo en horarios específicos

Si vives en un piso, pide permiso al presidente de la escalera, así evitas inconvenientes con las demás personas que también hacen vida en la finca. Por lo general, debes hacer la mudanza en un horario específico y así evitar interrumpir la rutina de los vecinos. La organización en caso de mudanza es primordial para evitar contratiempos.

Identifica las cajas

Si quieres que el traslado y desempaquetado de los objetos que vas a llevarte a tu nuevo hogar sea más sencillo, identifica las cajas para que sepas cuáles contienen objetos frágiles. Esta medida te ayudará a saber qué desempacar primero.

Utiliza bolsas negras

Toma previsiones y antes de comenzar a empacar compra bolsas negras, así podrás ir desechando las cosas que no te llevarás a tu nuevo hogar. Quizás al inicio pensarás que quieres llevarte todo, pero seguro en el proceso querrás deshacerte de varias cosas.

Contrata un servicio de mudanza de confianza

Mudarte implica llevar de un lugar a otro una parte de ti, objetos que además de tener un valor económico, seguramente también poseen un valor sentimental para ti. Toma tus previsiones y contrata con anticipación un servicio que garantice seguridad y responsabilidad. Lo que menos deseas es poner en riesgo tus cosas y lo ideal es que contrates a una persona de confianza.

Empaca con anticipación

Tómate el tiempo necesario para empacar cuidadosamente cada una de tus cosas: selecciónalas, identifica las cajas y organízalas dependiendo de su fragilidad. Recuerda que empacar lleva tiempo, no lo hagas una semana antes de mudarte, puedes iniciar hasta con un mes de anticipación.

Ten a la mano herramientas para la mudanza

Ten presente que no solo llevarás de un lugar a otro objetos pequeños, también debes trasladar cosas grandes: nevera, cocina, sofás, camas, etc. Una carreta será de utilidad, no solo para evitar que se rompan los objetos sino incluso para evitar lesiones a la hora de cargarlos.

Contrata ayudantes

No importa si tienes pocas objetos que trasladar, siempre necesitarás la ayuda de dos o tres personas. Una que se encargue de la carga, otra que la reciba en al servicio de mudanzas para ubicar las cosas en el lugar adecuado y la que hará el viaje correspondiente.

¿Cómo evitar engaños a la hora de alquilar un inmueble?

Llegó la hora de buscar un lugar donde vivir, quizás porque necesitas un espacio más grande o porque te mudas de ciudad. La tarea de conseguir un inmueble suele ser engorroso si no tienes experiencia, por eso compartimos contigo algunos consejos para que puedas ubicar el lugar ideal para ti.

Visita previamente el inmueble que desees alquilar

Aunque el arrendatario haga una perfecta descripción del espacio y hasta te envíe fotos del lugar, ¡no te confíes! La mejor forma de elegir el inmueble correcto es que lo visites previamente y tengas la oportunidad de conocerlo. Recuerda que hay muchos estafadores en esta área y lo mejor es que te protejas y evites ser víctima de alguno.

Compara precios

Busca varias opciones y compara los montos tomando en cuenta la ubicación, el espacio, las comodidades que te ofrece el inmueble y las reglas del arrendatario. La idea es que te establezcas en un lugar donde puedas desarrollar tu rutina sin complicaciones. Elige la opción que más se adapte a tus necesidades y presupuesto.

Busca asesoría legal antes de firmar el contrato

Si no eres experto en el tema de alquiler de inmuebles, la opción más segura es que solicites la ayuda de un abogado o de una inmobiliaria, de esta forma podrás interpretar las cláusulas del contrato y te proteges de cualquier riesgo. Luego de analizar todo el documento y discutir los puntos claves con el arrendatario, no dudes en firmarlo.

Busca información del inmueble en empresas confiables

En la web, los periódicos y la televisión puedes conseguir muchas agencias inmobiliarias que te ayuden a ubicar el espacio ideal para ti, como nosotros en Apialia Gaudí. Sin embargo, existen empresas ficticias que solo se dedican a engañar a los posibles arrendatarios solicitando pagos previos para conocer el supuesto lugar, facilitando información falsa, etc. Opta por agencias reconocidas y con mucha credibilidad.

Cuidado con las ofertas

No te dejes llevar por ofertas engañosas, es normal que cuando veas montos demasiado accesibles para alquilar inmuebles, el impulso y la emoción se apoderen de ti. ¡Haz una pausa! Investiga con calma y a profundidad, averigua quién está detrás de la oferta, la ubicación del lugar, la posibilidad de conocerlo y bajo ningún concepto pagues para que eso suceda.

¿Cómo guardar la ropa de invierno ahorrando espacio?

Las estaciones hacen que tengamos que cambiar nuestra ropa dos veces al año para frío o calor. Cuando la época de frío termina y empieza el rico calorcito a aparecer por las calles, es hora de guardar nuestras chaquetas, y sacar pantaloncillos y vestidos que nos hagan sentir el fresquito y el sol. Acá te contamos unos cuantos consejos para guardar tus cosas de invierno de la mejor manera, hasta que vuelva el frío.

Lo importante es guardar todo de una manera inteligente para poder ahorrar espacio y saber dónde están todas las cosas para que estén en perfecto estado el invierno que viene. Los lugares más comunes que tenemos en nuestras casas para guardar son: debajo de la cama, en el armario y un poco en el garaje.

En el lugar que sea, debes guardarla en cajas, donde puedas tenerla muy bien doblada y que al mismo tiempo tenga ventilación y respire. Si no tienes espacio para cajas, otra opción son las bolsas de tela; en este caso puedes poner un poco de lavanda o cedro para combatir la polilla y que tu ropa esté intacta.

Mantener el orden con cada cosa que guardes, es vital. A cada caja o bolsa colócale una etiqueta diciendo qué hay dentro, así cuando estés buscando algo específico, podrás saber su lugar mucho más rápido.

Debajo de la cama tenemos muchísimo espacio. Puedes usar ese espacio guardando cajas con ruedas para poner desde ropa hasta los zapatos de invierno. Recuerda guardar todo limpio, ya que los olores luego son muy difíciles de quitar.

Lo ideal para las colchas y acolchados es meterlos dentro de bolsas herméticas, pues reducen el tamaño que ocupan. Así los tendrás ordenados, visibles y evitarás los malos olores y la entrada de bichos o polvillo.

Limpia y lava todo lo que vayas a guardar así no tendrá olores ni daños posteriores. En caso de que decidas ponerla en perchas, asegúrate de que no sean de alambre porque se pueden oxidar junto con tus prendas, lo mejor es que sean de madera.

El contrato de alquiler que debes firmar

Un contrato es un documento que se firma entre las partes interesadas donde se exponen todas las normas y reglas que interesen en el caso. Un contrato de alquiler es firmado por la parte arrendadora y el arrendado, donde ambas partes se comprometen y dejan por escrito los términos de alquiler. Este escrito puede ser negociable y modificable, siempre y cuando, las partes estén interesadas.

Lo primero que se debe fijar en el contrato es el precio mensual del piso y si habrá un incremento anual. El tiempo del alquiler, cuánto tiempo va a durar el contrato es algo importante que deben considerar para ambas partes. La siguiente cuestión son las reformas u obras que se tienen que pagar como inquilino o que le toca pagar al arrendador, por ejemplo, y salvo que diga el contrato lo contrario, el propietario paga el IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles) y la comunidad de vecinos, mientras que el inquilino, todos los gastos que tenga contador individual de agua, luz y gas.

¿Para qué es la fianza? Esta es exigida por la ley para establecerla como garantía del cumplimiento de las obligaciones en el contrato por parte del inquilino, esta cifra puede variar según el propietario, puede ser de tres meses o solo uno. Esta siempre debe quedar por escrito, ya que al momento de cumplir el contrato esta cantidad se le devuelve al inquilino, siempre y cuando la propiedad sea entregada en perfectas condiciones.

El tiempo que tiene por ley un contrato es de un año, aunque siempre es posible llegar a un acuerdo con el propietario. Al pasar el tiempo del alquiler y el inquilino desee terminar la relación, debe hacer una notificación con 30 días de antelación, si esto es por parte del propietario, debe hacerlo dos meses antes.

Muchas personas prefieren darle todas estas responsabilidades a una agencia de inmuebles y ellas se encargan de todo, son los mediadores entre las partes. Hacer esto da cierta seguridad para ambos ya que siempre hay alguien a quien dirigirse y con conocimiento en el tema. Obviamente puede elevar un poco los gastos de la vivienda ya que siempre piden un mes del alquiler para la agencia.

Recuerda que un contrato debe ser claro y sencillo de interpretar para todas las partes, sobre todo que no se preste a ambigüedades.

¿Dónde es más barato alquilar en España y dónde es más caro?

El precio del alquiler de una habitación en España se acerca a los 300 euros al mes. Este gasto en una vivienda es el que enfrenta el español promedio desde el año 2015, con una media de 458,9 euros. En ciudades como Ibiza, Madrid, San Sebastián, Barcelona y Bilbao es donde el precio del alquiler de un piso sale más caro, con una media de 525 euros, 380 euros, 372 euros, 366 euros y 325 euros, respectivamente. Por el contrario, los alquileres más baratos se encuentran en Ferrol, 138 euros, Ourense, 160 euros, Zamora, 180 euros, Lugo, 181 euros y Cáceres, 201 euros.

Madrid y Barcelona, junto a Zaragoza y Valencia son las ciudades que más han reducido el precio del alquiler en el último año. El alquiler de Zaragoza ha pasado de costar, en promedio, 251 a 235 euros. En Madrid los inquilinos se ahorran 10 euros con respecto al pasado año. En Barcelona el precio del alquiler se ha reducido 5 euros, mientras que en Valencia han sido 3 euros. Por otro lado, Málaga y Sevilla han sufrido el aumento del alquiler. A los malagueños, el alquiler les subió unos 21 euros, mientras que en Sevilla, el coste se ha incrementado en 14 euros.

El sur de España es más barato que el norte y, como era de esperarse, las grandes ciudades son más caras que las pequeñas. En cuanto al sueldo, las ciudades más caras son también las que cuentan con los salarios más elevados. El sueldo medio español es de 24.368 euros brutos al año, una cifra que es superada en San Sebastián y en Vitoria, donde se llega a los 28.000 euros por cabeza, junto a Barcelona con 26.000 euros.

Con respecto al alquiler de pisos, Barcelona vendría siendo la ciudad española más cara, 15,3 euros por metro cuadrado, le seguiría Madrid con 12,4 euros por metro cuadrado y San Sebastián con 11,6. Entre las ciudades más baratas donde podrás alquilar un piso, están Cáceres, con 4,3 euros, Orense, con 4,11 y Lugo con 3,9 euros.

Respecto a la compra de una vivienda, Barcelona vuelve a ser la ciudad más cara con 3.316 euros por metro cuadrado. En segundo lugar, San Sebastián por 3.264 euros y en tercer lugar en Madrid por 2.827. Entre las ciudades más baratas en la compra de un piso, están Cáceres en el primer lugar por 1.105 euros por metro cuadrado, seguido de Badajoz por 1.125 euros y Ciudad Real por 1.135 euros.

Con esta lista de alquiler y compras de pisos en España, esperamos que puedas sacar tus cuentas y tomar una decisión en la que puedas salir beneficiado.

 

Open concept: la nueva tendencia en decoración

Se está utilizando cada vez más y consiste en hacer reformas para crear una distribución del espacio abierta y funcional donde se puedan unir los ambientes de una manera armónica eliminando puertas o paredes que obstaculizan nuestra visión y por lo tanto el paso de la luz a toda la casa.

Es una tendencia que ha ido creciendo gracias a los programas de reformas o de decoración. Este concepto puede usarse en espacios grandes o en pisos muy pequeños, lo importante es que la luz entre todo el piso y se logre una visión amplia de todo el espacio. Algo común en este tipo de remodelaciones es darle al suelo un color claro para que la luz que entre en el piso lo haga resplandecer, dando la sensación de tener más espacio.

Los suelos claros deben contrastar con colores oscuros, ya sea en muebles o estantes para contrasten de la mejor manera posible en tu hogar. Los estantes usados deben ser largos, que vayan desde el techo hasta los suelos, dando sensación de amplitud y teniendo mucho más espacio para guardar cosas.

La separación de los espacios, al no haber paredes, es posible con estantes pero también se logra con muebles, alfombras y lámparas que dependiendo de su disposición den luz a diferentes zonas. Todo menos paredes será perfecto para delimitar el salón, el estudio y la cocina.

Las ventajas de un concepto abierto es que la familia puede estar en un mismo espacio y fomentando las relaciones; así la persona encargada de la cocina no se perderá de ninguna conversación, juego o del programa o serie que estén viendo el resto de los integrantes de la familia.

En internet podrás encontrar mucha inspiración para aplicar un concepto abierto a tu casa.