La fotografía: la clave para vender más rápido un inmueble

La fotografía adecuada en un anuncio inmobiliario puede determinar si un potencial comprador decide ver e incluso comprar el inmueble, o no. Así que para tener éxito y vender una vivienda o local lo más rápido posible es importante crear una buena impresión, después de todo “una imagen vale más que mil palabras”.

Algunas de las recomendaciones para conseguir el mejor encuadre o fotografía son las siguientes:

La fotografía principal del anuncio debe ser del área más llamativa de la casa, como la cocina o el salón. Lo mejor es incluir una foto por estancia, aunque más importante que la cantidad de imágenes es la calidad de las mismas.

El área exterior de la vivienda también es un detalle que puede causar una gran atención sobre la propiedad.

Siempre que sea posible toma las fotos con luz natural y trata de no usar flash para lograr un acabado mucho más acogedor. Si sientes que no es suficiente, enciende las luces y garantiza que la cámara tenga un buen enfoque.

Limpia y ordena los espacios que quieres que los potenciales compradores vean y no olviden. Despeja la habitación y deshazte de todo lo que no sea estrictamente necesario. Opta por una decoración neutra y especialmente dándole valor a los espacios más limpios.

Destaca los espacios grandes y toma fotos desde las esquinas. Las imágenes deben hacer que el interesado en comprar la casa se haga una idea de cómo son las estancias y la distribución.

Esa persona que elija el inmueble quiere imaginarse viviendo ahí. Así que descarta las imágenes con habitaciones totalmente vacías y en su lugar recrear ambientes acogedores. Las fotos con muebles y adornos simples son ideales para que las personas se den una idea de la distribución del espacio.

Opta por utilizar un trípode o apoyar la cámara para que se mantenga estática al momento del disparo y evitar imágenes movidas. Otra recomendación es hacer las fotos en formato horizontal porque las verticales se ven más pequeñas en la pantalla del ordenador o los móviles.

Por último: evita el uso de las marcas de agua en las fotos, así como los filtros. No hagas un álbum de fotos muy similares entre sí y tampoco exageres con el retoque de las imágenes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *